De esto que de repente llevas una semana viéndote horrible te peines como te peines… y empiezas a pensar en cambiar de look.

Todo es agarrar el photoshop y plantearse cómo te quedaría…

cambio de look color de pelo

Me gusta el tercero… que en realidad es el mismo corte/color que el primero, pero más despelujada, jajajajjajaja.
Si me lo he puesto dos veces, creo que está claro que es lo que quiero, jajaja.

El pelo un poco más claro me quedaría bien (de hecho lo he tenido así ya muchas veces)… Pero creo que en realidad lo que más echo de menos es el pelo rizado.

¡¡Es que no me gusta nada como me queda liso!!
Pero tengo miedo de ir a la peluquería a hacerme la permanente y que no me coja nada de nada porque llevo henna… como ya me paso este verano (os lo conte: en este post).

Porque si voy a rizármelo y no me coge… se me va a estropear el pelo para nada.

Pero es que estoy hartaaaa del pelo liso…
No sé que hacer.
:-(

Y con “no sé que hacer” quiero decir: “No debería rizármelo por si se me quema y no me coge el rizo… y menos todavía si pienso teñírmelo después. Pero seguramente este sábado me caliente, vaya a la peluquería y que sea lo que dios quiera”, jajajajjajja