Desde hace ya unos años tengo claro que en el mundo de la moda para “molar” cuanto más te vistas como un mamarracho y más batiburrillo de cosas te pongas encima, mejor. Eso sí, aderezándolo siempre con un aire de superioridad y mirando a los demás por encima del hombro en plan de “Lo mío es estilo y los demás sois los que no tenéis ni puta idea”, porque si no te toman por un “Paco Clavel” cualquiera y pierdes todo el glamour.
 
Aún así, cuando ya creía haberlo visto todo tipo de aberraciones estéticas (sobre todo desde que emiten “Cambiáme”, que no es por nada, pero creo que entre todos los programas emitidos solo he visto a dos personas que hayan salido mejor de lo que han entrado), al entrar esta mañana en la web oficial de Zara (http://www.zara.com/es/) me he quedado completamente Knockeada al ver esta foto de portada:
zara
O sea, ya en serio… ¿Qué puta broma es esta?
  1. Una tía con pantalones de Mickey Mouse que parecen de mercadillo (o customizados por alguien que tiene complejo de Peter Pan, un bote de pintura de sobra y mucho tiempo libre)… con un tul por encima y (al hilo) ¡¡una riñonera de tela brillante y guateada cruzada en bandolera  por debajo del sobaco!! O_o
  2. Otra tía, que parece recién salida de la unidad de deshidratados y desnutridos, con un vestido de monja encima de una sudadera deportiva, unas botas de chúpame la punta y vaqueros de campana cortados más largos por detrás (que es muy práctico para que arrastren bien, te los pises con los tacones y vayas pisando bien los charcos que se forman con las lluvias otoñales)
  3. La hija perdida de David Bowie, con una indescriptible falda semi-tiesa de charol que tiene pinta de ser comodísima para sentarse en una larga jornada de oficina, y que es muy fácilmente combinable con cualquier cosa: como por ejemplo unos zapatos que parezcan de bailarina pero con tacón cuadrado y medias por debajo. Así, como si se los hubiera puesto un guiri travesti borracho con pretensión de parecer una bailarina rusa.
  4. Lo que parece ser una mezcla entre una modernización de la sporty-spice y la choni de extra-radio hortera de toda la vida. Vamos, una tía con pantalón de chándal y zapatos de charol (what the fuck?), con abrigo de charol a juego hasta las rodillas… y eso sí, para darle coherencia al look: ¡¡TACHAAAAAAAAAN!! Una falda de tul negro por encima.

Amancio, majo… ¿se te está yendo de las manos o es que te estás riendo de nosotras a la cara y ya no te molestas ni en disimular?