Me parece que hoy no voy a tener tiempo para escribir nada, porque es día de adaptaciones.

Ayer vino a ver el piso la chica que os conté que tenía perro, y nos caímos muy bien. Y como el piso también le gustó, se queda. ¡¡YA TENGO COMPI NUEVA!!

Así que hoy toca día de recolocar las cosas en el frigorífico y el congelador para hacerle hueco (es lo que peor llevo de compartir piso: ¡¡el poco espacio que me queda en el frigo!!), explicarle donde está todo, y seguramente nos pasemos charlando hasta la una de la mañana contándonos un poco nuestras vidas… porque ¡¡habla más que yo!! Ayer solo venía de pasada y ya nos tiramos más de dos horas, así que miedo me da hasta que hora nos tiremos hoy cotorreando. Jajajaja.

En fin, que aquí estamos las tres de adaptación ^_^

nueva-compañera-de-piso