¿Alguna vez os ha apetecido pegarle a vuestro jefe un puñetazo en la cara o darle una patada en los huevos? Pues a mí no solo es que me haya apetecido alguna vez… si no que a partir de ahora puede que lo haga bastante a menudo, jajaja.

patada

La cosa ha empezado porque hoy a la hora de comer nos estaba diciendo una compañera:

  • Ufffff. Me duelen las piernas muchísimo porque hoy la monitora de zumba nos ha dado una caña…
  • ¿Cómo que hoy? ¿Pero tú a qué hora vas a zumba?
  • A las 8, antes de entrar a trabajar.
  • Joder hija… Qué ganas. A mí que me cuesta un triunfo ir a hacer algo por la tarde… como para plantearme ir por la mañana. Prfffff.
  • Ya, pero es que es a la única hora que puedo. Si no no hago nada en todo el día… y luego noto que tengo las piernas hinchadas y mucho más pesadas.
  • Ya. Eso me pasa a mi ahora. Tengo que intentar buscar alguna actividad que me guste… a ver si me motivo para volver al gimnasio…
  • ¿Pero tú no habías empezado a ir a un gimnasio de mujeres que era un circuito que tenías que hacer un par de veces al día o algo así, que te gustaba porque te llevaba muy poco tiempo al día?
  • Sí, pero no duré ni un mes porque luego me di cuenta de que es el mismo circuito para todo el mundo: tengas la edad que tengas, tengas el nivel de forma física que tengas, y encima una monitora te explica el circuito el primer día pero luego nunca más te corrige las posturas ni nada. Vamos, que a mí aquello me parecía una fuente de lesiones más que importante. Y encima era un coñazo hacer lo mismo tooooooodos los días. Así que…
  • Vaya… ¿Y lo del tai-chi? ¿Ese año no vas a tai-chi? Eso sí que te gustaba mucho.
  • Sí, pero lo malo es que este año han cambiado el horario y no sé si me va a dar tiempo a llegar a tiempo a clase, porque como la mitad de los días al final por una cosa o por otra terminamos saliendo tarde de la oficina… Además últimamente me resultaba un poco aburrido. Me apetece algo más de caña.
  • ¡Pero si antes te encantaba!
  • Sí, porque antes teníamos un profesor que aparte de enseñarnos las posturas y la coreografía, lo practicaba también como arte marcial, y a mí esa era la parte que más me gustaba. Pero cuando se fue ese profesor, los demás ya no lo dan así. Lo dan solo como coreografía, como corrección postural… y claro, no es igual de divertido.
  • ¡Anda! No sabía que el tai-chi fuera un arte marcial.
  • Sí. Originalmente la aplicación que tenía era la lucha… lo que pasa es que como vieron que las posturas y los movimientos eran muy buenos para las articulaciones, empezaron a exportarlo como “gimnasia” por los beneficios que tiene. Pero de hecho es muy muy parecido al aikido, que es un arte marcial japonés. Los principios y muchos de los movimientos que tienen son casi idénticos… solo que el aikido sí que se sigue practicando como arte marcial y el tai-chi no.
  • Oye… ¿aikido no es lo que hace tu jefe?
  • O_O ¿¿¿Mi jefe hace aikido???
  • Se apuntó en septiembre, yo creo. Me suena habérselo oído comentar algún día en el café.
  • Sí. El otro día nos dijo que llevaba yendo un mes y que le gustaba mucho porque le parecía muy divertido.
  • ¡Pues pregúntale a donde va! Si dices que te gustaba la parte marcial del tai-chi y esto es parecido… seguro que te gusta. 
  • Además si le da tiempo a llegar a él que es el último que sale de la oficina, ¡tú también puedes llegar a tiempo a clase, fijo! 

Pues voy a tener que mirarlo, porque me parece un plan I-DE-AL.

Si hago deporte y encima le puedo pegar un par de hostias a mi jefe de vez en cuando… ¿¿¿para que quiero más??? Jajajaja.