Este fin de semana, cuando estuve en Madrid con mi hermana, fuimos de compras y en una tienda de chinos me compré un bolso nuevo que me encantó, por la friolera de 3 euros.

El caso es que como hoy lo estrenaba, me he hecho una foto para mandársela:

bbg-progress-2

 

En cuanto la ha visto lo primero que me ha dicho ha sido “¡Uhhhhh! ¡Qué guapa! Te estás poniendo pivón pivón. Vaya piernazas”. Y al momento me ha dicho Voy a buscar el libro ese del BBG y el lunes voy a empezar a hacer yo también los ejercicios, porque la verdad es que este fin de semana he flipado con el cambio que estás haciendo… Yo no te había visto así de bien en la vida. ¡Ni cuando tenías veinte años!”.

Yo no me había fijado en las piernas al mandarle la foto, porque la intención solo era que se viera bien el bolso… pero al fijarme me di cuenta de que es verdad… ¡Con el ejercicio me está empezando a cambiar muchísimo la forma de mis piernas! ¡No me las reconozco! Y Rodri también dice que me está cambiando muchísimo la forma del culo, los brazos, etc. ¡Y eso que llevo poco más de un mes!

Es curioso como al ir evolucionando poco a poco tú ni siquiera te das cuenta (porque yo cuando me miro no me da la impresión de que esté tan diferente a hace un mes), pero al mirar otra de las fotos que me había hecho para mandárselas a mi hermana (y que descarté porque quedaron peor que la otra) me he quedado flipada por el hueco que tengo entre los muslos (que a mí siempre me habían pegado uno contra otro):

bbg-progress-3

 

Como ya no tenía claro si eran imaginaciones mías o era un efecto de la luz o de la postura o yo que sé… me he vuelto a mirar al espejo recta y he visto que efectivamente estoy igual que en la foto: tengo un hueco entre muslo y muslo en el que me cabe una mano. 😱😱😱

Me he sorprendido tanto que he querido comparar la foto con otra de “antes”, así que he buscado una foto en bikini que me hice el primer día que empecé con los ejercicios del BBG (las que os dije que no pienso subir para hacer la comparativa de espaldas hasta que no tenga un flamante culo nuevo que no se parezca en nada al viejo), y las he puesto juntas para poder apreciar bien el cambio… y este es el resultado (como en la segunda foto estoy inclinada para adelante, he marcado las líneas del tobillo, rodilla y cadera, para comprobar que las piernas estén a la misma altura en una foto que en la otra):

bbg-progress

 

O sea… ¡qué pasada! ¡Qué gorda y que inflada me veo ahora en la primera foto… ¿tanta grasa tenía para perder en las piernas? ¡Si yo no me las veía tan mal! Y solo hay 5 semanas y media de diferencia entre una foto y otra. ¡Que no es ni mes y medio!

Hay que ver lo que puede dar de sí el combinar la dieta con un poco de ejercicio… No doy crédito. ¡Es que las rodillas se me han quedado en la mitad! 😲😲😲

Y eso por no hablar de que desde que empecé, me noto más ligera, me canso menos… y sobretodo noto las piernas mucho menos hinchadas por el calor. Antes andaba todo el día con el gel frío para arriba y para abajo porque con el calor notaba las piernas muy cansadas… y ahora aunque estemos a 35 grados, ni me entero. ¡Es genial! 😊

 

 

Cada vez que les enseño fotos a mis amigas, convierto a alguna al BBG, jajajaja. Ya hay tres que me han dicho que van a empezar con el programa, incluida mi hermana. Y Rodri desde que me vio este fin de semana y alucinó con la evolución también ha empezado a hacer abdominales y flexiones, jajajajaja.

Así que como me imagino que vosotras vais a querer hacer lo mismo (que ya nos conocemos), os recuerdo que ya os expliqué todo lo relativo a los ejercicios del BBG en el post “Si no puedes volar, corre“, así como las impresiones de mis primeras tres semanas.

Si queréis el libro con los ejercicios en formato digital, podéis encontrarlo en la web oficial de Kayla Itsines (la creadora del programa BBG), donde además del libro de ejercicios también tiene uno para comer sano… que es fundamental para conseguir los resultados deseados… porque por mucho ejercicio que hagas, como comas mal, evidentemente no vas a conseguir un cambio ni la mitad de espectacular de comiendo bien. Su web oficial es: https://www.kaylaitsines.com/

Si preferís una app al libro, también está disponible en la applestore y en google play. Pero aviso que es de pago y sale bastante más cara que el libro… aunque se supone que tiene otras prestaciones porque es más completa y también incluye seguimiento y nutrición.

Algunas me estáis preguntando que si no podéis descargaros el libro gratis. Supongo que como todos los libros superventas en cuanto entres en Google y pongas “BBG pdf” te saldrán veinte sitios para descargártelo, pero:

  1. Como comprenderéis yo no voy a recomendarle a nadie que se descargue un libro pirata y mucho menos poner un enlace donde descargárselo.
  2. Si sois tan sumamente vagas como para no intentar buscarlo vosotras mismas porque os da pereza teclear cuatro palabras en el ordenador, olvidaos de poneros a hacer flexiones. Así de claro os lo digo.

 

Por último deciros que además de estar haciendo los ejercicios del BBG, también estoy cuidando un poco más la dieta, pero no estoy siguiendo el libro de recetas de Kayla (aunque lo que hago yo viene a ser prácticamente lo mismo). El método que sigo yo tiene los mismos principios, pero me permite comer lo que me da la gana. Tenéis todo lo relativo a esta dieta en el post: “Adelgazar comiendo”. 😉